creemos

Que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.

Que la mejor manera de ayudar a otro es ayudándole a encontrar y alcanzar todo su potencial.

Que el potencial de cualquier estudiante no tiene límites.

no creemos

En “soluciones” complicadas o prácticas que pretendan ser populares pero no resuelven nada.

En la represión, las amenazas, las pastillas o los castigos, ya que jamás lograron algo bueno para un estudiante.

Que no se puede hacer nada al respecto por aquel estudiante que es “incapaz” de aprender.